TALLER DE MESAS DE NAVIDAD

Se acercan unas fechas en la que nos gusta decorar la casa, poner el árbol, el belén, adornar la puerta de entrada, las escaleras, etc. Montamos todo al inicio de la Navidad con mucha ilusión.

Vamos incluso a comprar algún adorno nuevo o las típicas flores de pascua. Y cómo no, los niños participan entusiasmados, transmitiendo su energía y sus ideas.

Pero cuando llegan esas citas especiales de Nochebuena, Navidad, fin de año o Reyes, hemos ido perdiendo la ilusión inicial y ya no nos esforzamos tanto en decorar la mesa.

Tendemos a ponerla todos los años igual, misma vajilla y cubertería e incluso, mismo menú, ¿no os pasa a vosotras?

Pues ya va siendo hora de sacar nuestro menaje y mantelerías a pasear y vestir tu mesa como se merece.

Para ello hemos creado este taller de “mesas de Navidad”, en el que os animaremos a hacer algo diferente, con nuevas combinaciones de colores (fríos y cálidos) y salir del tradicional rojo, verde y dorado.

La mesa es ese lienzo en blanco donde experimentar y desarrollar tu creatividad. ¿Te atreves?

Y ¿cómo lo vamos a hacer? Pues os invitamos a que os apuntéis al taller y traigáis ese plato que nunca habéis usado porque no sabíais como combinarlo, o esa copa que crees que ya no se lleva, o cualquier otra pieza del menaje de tu casa de la que ya estéis aburrida.

Sacaremos partido a muchas de esas vajillas incompletas, o a esos platos sueltos que heredaste de tu abuela, etc. También utilizaremos elementos decorativos de tu casa y los incorporaremos a nuestra mesa.

Pero no nos olvidaremos de esa vajilla blanca que todos tenemos; será nuestro denominador común a la hora de crear nuestro escenario.

Con las servilletas daremos ese toque especial que buscamos y nos guiarán en la temática; el resultado será espectacular.

Haremos que el menaje se convierta en un elemento decorativo sin perder su verdadera función.

Cualquier comida sabe mejor cuando se ha cuidado la elección de todos los componentes de nuestra mesa, la disposición, los colores y las texturas.

Cada elemento jugará un papel destacado y conseguirás que tu mesa sea el mejor lugar para disfrutar de una buena comida.

Cuándo trabajas al máximo en el detalle, la simplicidad multiplica la armonía.

Vestiremos una mesa elegante, atrevida y sofisticada sin perder el buen gusto que no defraudará a tus invitados.

Porque una cosa es poner la mesa y otra muy distinta VESTIRLA.

¿Te apuntas?

2018-11-14T10:32:43+00:00 noviembre 15th, 2018|Talleres|0 Comments

Leave A Comment