EL CANDY BAR

Hoy queremos dedicar nuestro blog a la parte más dulce de la celebración: los “Candy Bar” o mesas de dulces.

Todos sabemos qué es una mesa de dulces y chuches, que atrae a todos, sobre todo a los más pequeños, pero un Candy Bar es mucho más que eso.

Es la oportunidad de dar rienda suelta a tu imaginación y crear diseños atrevidos y originales.  Es una forma muy divertida de asombrar a los invitados para que no olviden ese momento final muy dulce.

Normalmente tiene lugar a la hora de los postres o con las copas, convirtiéndose éste en una combinación excelente.

A la hora de diseñar el Candy Bar no podemos olvidar cuáles son las tendencias, qué no debe faltar y la época del año, para conseguir así un resultado equilibrado.

Los elementos que componen un Candy Bar, además de los dulces o golosinas, son la superficie sobre la que montarlo, los recipientes, los accesorios y los elementos decorativos.

Los dulces: además las golosinas o los chocolates, se pueden incluir tartas, cupcakes o galletas.  Ten en cuenta la época del año a la hora de escoger estos dulces.  También podemos incluir, dependiendo la temporada, un buffet de granizados o una fuente de chocolate con fruta cortada para verano, o el tradicional chocolate caliente para el invierno.

Las golosinas pueden ser de todo tipo, color y forma.  Se puede seguir una gama de color y estilo, pero nunca mezclarlos para dar más fuerza al impacto visual.

Si vas a colocar una tarta, será el centro focal, aunque únicamente debes ponerla si los invitados no han tomado postre.  Los cupcakes tienen una gran aceptación dado a su porción individual y capacidad de innovación.  Las galletas son fáciles de personalizar con diversas formas y mensajes.

La superficieelegida para montar el Candy Bar puede ser muy variada.  Además de la ya tradicional mesa, se pueden usar otro tipo de elementos como carros o carritos, escaleras, archivadores, librerías, o cualquier otro tipo de mueble que facilite la colocación de todos los elementos.

Los recipientes pueden ser neutros y decorarlos con el estilo elegido (elegante, vintage, rústico, moderno y divertido o temáticos), o por el contrario, elementos reciclados personalizándolos (cajas, macetas, moldes, etc.)

Los accesorios que no debes olvidar son las palas, pinzas, bolsas o cuencos, para que los invitados puedan servirse con facilidad.  Añade etiquetas explicando qué es cada uno de los dulces, empleando una tipología acorde al estilo, para reforzar la decoración.

Los elementos decorativos pueden ser infinitos.  Se admiten globos, maletas, toldos, lazos, muñecos, imágenes, … en fin, todo lo que se te ocurra que vaya relacionado con el estilo y temática.  La importancia de cada elemento recae en los detalles y son la clave para darle forma.

El Candy Bar es un proyecto estético y visual en su conjunto y se ha convertido en un imprescindible dulce final de todas las celebraciones.

¡Te ayudamos a montar el tuyo!

2018-10-11T10:59:42+00:00 mayo 3rd, 2018|Eventos|0 Comments

Leave A Comment