¿HASTA DONDE SEGUIR LAS TENDENCIAS?

Cada año llegan tendencias nuevas. Tanto en la moda como en el diseño de interiores o en la decoración en general; los estilos se reinventan y actualizan para conseguir mejores aspectos, frescos y renovados. Pero, ¿hasta donde seguir las tendencias?

La moda es cultural y expresa el espíritu del momento que, a diferencia de la tendencia, es una inclinación que está en vigor durante un período corto tiempo.

Esto quiere decir que, una tendencia se puede clasificar como moda por el número de veces que se repita y por su capacidad de hacerse popular. La tendencia organiza el comportamiento de la moda y del consumo de la misma.

Pero, ¿dónde poner los límites para no perder la personalidad?

Estar informada de las últimas tendencias está muy bien, seguir los consejos de personas que saben más que nosotros en estos aspectos, pero si se hace al pie de la letra, dejarás de ser tú mismo. Y es ahí donde hay que poner esa raya que limite que es moda y quien soy yo.

Siempre me he preguntando por qué esa obsesión en seguir la moda, tanto si nos gusta o no; si se adapta o no a nosotros, si el espacio que vas a decorar encaja con las directrices que nos marcan. Todo esto da igual, si lo que se quiere es estar a la moda.

En este aspecto debo reconocer que he sido un poco rebelde. Siempre me ha gusta conocer la moda y las tendencias y seguir algunas de ellas pero siempre dándoles mi toque personal, para no perder mi esencia.

Y de eso trata el blog de hoy.

Cuanto más sigas las tendencias tal cual nos las muestran, más dificultad tendrás para diferenciarte de los demás. Y lo mismo a la hora de decorar un evento. Seguir las tendencias es lo más fácil, es simplemente copiar, lo realmente lo complicado es INTERPRETARLAS.

No en todo tipo de eventos se pueden utilizar las tendencias. Hay que tener siempre en cuenta el motivo de la celebración, el lugar y su ubicación para elegir una decoración que no desentone con el entorno.

Os pongo un ejemplo: Si vas a celebrar una boda en el campo, y se llevan los flamencos, no los utilices como temática general, crea un rincón donde se adapten, (como una barra de cocktails), pero nunca en un seating plan o en centros de mesa. Si lo haces, tu boda perderá el carácter del escenario que has elegido y llamará la atención, claro que sí, pero porque estará fuera de lugar.

Debes escoger bien que tendencias se adaptan a tu evento y a ti, para poder dar tu punto de vista y hacerlas tuyas.

Utiliza detalles que, en su conjunto, formen esa armonía donde todo fluya, donde nada desentone, que siempre hay un rincón donde aplicar esa tendencia que te gusta y conseguir incorporarlo a la decoración.

¡INTERPRETEMOS JUNTOS!

2018-10-11T11:03:00+00:00 marzo 22nd, 2018|LifeStyle|0 Comments

Leave A Comment